Abuso, violencia y BDSM. De lo oscuro a lo divertido

adult-man-in-a-black-bdsm
En el artículo El toque radioactivo, fueron introducidos en una dimensión polémica del BDSM. Hoy continuamos este viaje, en busca de la mazmorra segura, al final del túnel.

Seguimos en la oscuridad del BDSM

Banderas rojas

red-flag-bdsm
Las banderas rojas son una serie de comportamientos que alertan de peligro potencial con una situación y en especial, un compañero de juegos independiente de su rol y género. La experiencia nos otorga perspicacia al momento de identificar patrones nocivos, así como banderas verdes, de las que hablaremos más adelante. La lista que les brindaré a continuación dista de estar completa, pero promete dar una idea sólida de que buscar, al momento de evitar compañeros de alto riesgo.
  • Uso de terminología similar a “almas gemelas” para declarar lo innecesario de conocerse.
  • Su comportamiento da a entender que es emocionalmente inestable.
  • Solicita desnudos desde un primer momento.
  • Suele enviar fotos viejas, no muestra su rostro y/o se rehúsa a enviar fotos en tiempo real.
  • Se enoja cuando haces muchas preguntas.
  • Dice que te castigará si nos sigues sus órdenes, sin siquiera estar en una relación.
  • Usa “Te quiero/amo”, “no puedo estar sin ti”, “me/te lastimaré si no obedeces”, para manipular tu toma de decisiones.
  • Dice que no debes interactuar con otros miembros de la comunidad, pero nunca da una razón.
  • Cuando hablan de conocerse, propone un lugar apartado en vez de un área pública.
  • Nunca ofrece sugerencias con respecto a tu seguridad, incluso puede usar bromas para manipular la situación.
  • Te castiga por cada pequeño error.
  • Si eres un sumiso, te ignora si te encuentras en sub space/Little space.
  • Dice que un (inserte rol de preferencia) verdadero, no tiene límites.
  • Se niega a practicar aftercare luego de una escena.
  • Desaparece y reaparece sin dar explicaciones. Pide una oportunidad cada vez que reaparece.
  • Es negligente con tus necesidades dentro/fuera de una sesión.
Saber no te concede inmunidad contra el abuso. Los depredadores evolucionan y algunos pueden llegar a ser muy convincentes con su actuación, hasta que es demasiado tarde. No “tenías que saber mejor”. El abuso puede suceder en cualquier momento y a cualquiera. No es culpa de la víctima.

El impacto de los prejuicios vainilla en el manejo de casos de abuso

El BDSM se ha visto envuelto en un aura de secretismo y polémica desde tiempos remotos. Tratando a sus practicantes como degenerados en el mejor de los casos y enfermos mentales con tendencias criminales en el peor. Para el ojo externo, existe una infinidad de similitudes entre el abuso, la opresión y el machismo, con las prácticas regulares de la comunidad. Las representaciones audiovisuales y literarias que ha recibido, muchas veces dibujan como BDSM, relaciones insanas y en extremo tóxicas que escupe en los principios de la comunidad.
Sabiendo esto, cabe la pregunta ¿cómo afronta la comunidad el abuso en un entorno hostil?
La tendencia es manejarlo tan discreto como sea posible. Existe un temor visceral a perpetuar los estereotipos vigentes en el mundo vainilla, y que esto termine por retrasar años de lucha por el reconocimiento de la comunidad. Esto es también significa que en ocasiones la respuesta ante situaciones de abuso, sea insatisfactoria y le siga dando rienda suelta a un depredador que tal vez, sólo esté comenzando.
El mayor compromiso que debe existir entre los miembros de una comunidad, sea local o la gran bolsa que nos recoge a todos, es la seguridad de sus miembros. No podemos garantizar que todos sean quienes dicen ser, pero sí denunciar los comportamientos dañinos cuando sea requerido.

¿Cómo reintegrarse a la comunidad luego de ser abusado?

facepalm-concept-bondage-and-bdsm

Red externa de apoyo

Si fuiste víctima de abuso durante una dinámica BDSM, es completamente normal que optes por desvincularte de la comunidad, independientemente del manejo que haya tenido dicho evento. No se sana en el entorno que te enfermó en primer lugar. Contar con actividades y contactos fuera de la comunidad, puede brindarte una sensación de control y tranquilidad, que te permitirá dar los primeros pasos hacia la recuperación física y psicoafectiva.

Grupos de apoyo para víctimas de abuso

Existen a nivel internacional, grupos de asistencia profesional a víctimas de violencia doméstica, abuso y negligencia. A pesar de que muchos no están especializados en el trato a miembros de la comunidad y además, suelen tener como demografía a mujeres, suelen brindar una buena plataforma de avance. Las líneas anónimas también son de gran ayuda y están abiertas a todas.
Si usted ha sido abusado, remítase al registro telefónico donde salen listados los servicios disponibles. La comunidad de la cual es miembro debe contar de igual modo, con referentes especializados para este tipo de situaciones.

Respetar el ritmo individual de sanación

Esto es algo a tener presente por parte de la víctima y aquellos a su alrededor. Cada persona es un universo único, por lo cual su respuesta ante un evento traumático es individual. Comprender que el tiempo que le tome recuperarse, no es una escala directa de la importancia que tuvo dicho episodio, es vital. Las prisas por reintegrarse pueden culminar por hacer mucho más daño que bien.
Las cicatrices físicas y emocionales sanan a un ritmo diferente, pero sanan, solo debes darles el tiempo necesario.

Un poco del lado divertido del bdsm

hot-lesbian-couple-having-bdsm
Cuando interactuando con personas que respetan las reglas básicas de la comunidad, entre otros comportamientos benignos que fomentan dinámicas saludables y fortalece a sus participantes, el BDSM es lo que promete; una experiencia enriquecedora, gratificante y ante todo divertida.

Banderas verdes

  • Vetar apropiadamente a compañeros potenciales.
  • SSC y RACK. Sano, seguro y consensual. Riesgo asumido y consensuado de prácticas de sexualidad alternativa/no convencionales. Estos acrónimos responden a la capacidad mental de consentir las actividades, la consciencia de que prácticas no convencionales encierran un grado de riesgos y qué, a pesar de esto, se consiente llevarlas a cabo.
  • Establecimiento de palabras y señas de seguridad.
  • Comunicación constante, abierta y fluida.
  • Chequeos regulares fuera del juego.
  • Expresa tus dudas a tu compañero y otros amigos dentro de la comunidad.
  • Respeta siempre los límites de tu compañero y siempre exige el respeto de los tuyos.
  • Delimita la realidad y las fantasías. Si no consideras ser capaz de hacerlo por ti mismo, busca asistencia profesional.
  • Sé paciente y gentil con tu compañero.
  • Mantener hobbies y actividades fuera del BDSM
  • Ten una red de apoyo no relacionada con la comunidad, a la cual poder recurrir de salir algo mal.
  • Pide ayuda siempre que lo sientas necesario.

Conclusiones

Recuerda que una dinámica/relación saludable, tiene un claro entendimiento de las necesidades del prójimo y se basan en el mutuo compromiso de satisfacerlas, o encontrarse a medio camino. Siempre escucha a tu cuerpo, si algo no se siente bien desde un inicio, es posible que solo empeore con el paso del tiempo.
Si ves algo, di algo. Te estarás ayudando y a todos los que vengan detrás de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *