Water bondage: las cuerdas no van en el barco

¿Existe alguna técnica que una al bondage y control de la respiración en un medio diferente? Pues sí. El water bondage es la respuesta a la pregunta.
Conozca al respecto en este post.

Water bondage, ¿esto es nuevo?

Como su nombre en inglés lo indica, incluye el bondage mientras se sumerge o rocía agua sobre los sumisos. Por tanto, el control de la respiración también está presente en la misma técnica.
Es realmente obvio que mientras más técnicas se unan, más riesgos habrá. Propios de cada técnica por separado o en conjunto.

Buscar placer a través del water bondage

Bueno, básicamente lleva todo lo que gusta del bondage: cuerdas, ataduras, mordazas. Además de las formas de breath play. Solo se cambia el medio en que se hace (lo que implica nuevos peligros).
Muchos llegan a esta técnica por fantasías o simplemente encuentran increíble la sensación de la ropa mojada pegada a la piel.
Otros por experimentar el BDSM en lugares variados: bañera, en un charco, en la ducha, en el jacuzzi, en una piscina, en un estanque o en el océano.
También las mismas técnicas: sumergir o rociar agua llaman la atención. Por cierto, mezclan control de la respiración y presión, haciéndolo una forma de tortura.

Peligros a la vista

Ya le había comentado que los peligros son inherentes. Ahora le explico.

Inhalación y ahogamiento

Primeramente, siempre existe el riesgo la inhalación de agua, y por supuesto, de ahogamiento. En caso de no provocar la muerte, aún así pueden aspirar agua y dañar sus pulmones o garganta.
Conozca además que la cantidad de agua no influye. Una persona puede ahogarse tanto en agua a la altura de su rodilla como en una piscina olímpica.

Ataque de pánico

Limitar la habilidad de hablar o tragar en el sumiso puede desencadenar un ataque de pánico, y evitar avisar cuando algo va mal. No podría emplear la safeword.

Las mordazas en water bondage

Por razones parecidas a los anteriores, no incluya mordazas. Aunque sean muy utilizadas en el bondage. Pues, sería imposible para la persona sometida mantener la respiración bajo el agua.

Con respecto a las técnicas de water bondage

Sumergir: piense en la siguiente situación. Si sumerge a un sumiso restringido, cómo le informará que se está quedando sin aire. Gestos no los podrá hacer, y menos, hablar.
Rociado: aunque parezca inofensiva, consiste en rociar agua a mucha presión mientras la persona sometida está atada o sujeta. Los chorros para rociar son fuertes y dolorosos debido a la presión.
water bondage y breath play
https://depositphotos.com

Para que el water bondage vaya a toda vela

Empecemos con lo relacionado al bondage

Evite las cuerdas de fibras naturales, u otros materiales que el agua pueda encoger. Use mejor las cuerdas sintéticas, que no cortarán la circulación poco a poco.
Esto también cuenta para los juguetes sexuales. Utilice, por tanto, los que son a prueba de agua.
Otro consejo importante sería evitar nudos que sean difíciles de desamarrar. Unas tijeras cerca serían útiles para cortar las cuerdas en un momento de emergencia.

Control de la respiración en water bondage

Siempre se debe jugar en aguas poco profundas, donde el sumiso toque el fondo. Incluso que pueda sentarse en “el suelo» mientras su cabeza permanece total y cómodamente fuera del agua.
No debe interferir con la respiración. Por tanto, no incluya las mordazas, aunque parezcan sencillas.

Recuerde siempre

No deje al sumiso desatendido. Ni por un segundo. Las consecuencias serían fatales.
Eviten jugar en lugares donde no puedan alcanzar el fondo, cortar el flujo de agua o sacar a alguien con rapidez.
La temperatura del agua es también importante. Verifique que la temperatura que no queme o congele las extremidades del sumiso.
Water bondage específicamente la técnica de rociar
Muchos practicantes tienen experiencia con técnicas de RCP. Es bueno conocerlas y y minimizar los riesgos, pero mejor es no tener que llegar a ese punto.

antes de entrar en el amplio océano BDSM

Experiencia y confianza en el water bondage

Water bondage es una técnica bastante peligrosa. Requiere de plenos conocimientos y experiencia en las otras técnicas también. Además de la confianza.

Safeword

Pensará que al water bondage incluir la sumersión, es difícil emplear la safeword en esa condición. Pero no. Recuerde que la cabeza del sumiso no debe sumergirse por completo. La podrá emplear siempre.
Hay casos que, por el propio protocolo BDSM y la experiencia de ambos, deciden hacerlo más extremo. Ahí el conocimiento de Dom sobre el sumiso y la confianza entre ellos será clave.

Sin sorpresas en el water bondage

Así es mejor. Planear toda la escena basándose en el consenso y el conocimiento de los riesgos próximos.

Luego que el water bondage termina

En otras palabras: aftercare. El cuidado mental y físico es siempre necesario luego de cualquier sesión BDSM. Calentar al sumiso luego de involucrarse con agua fría es solo una de las formas.

1 comentario en “Water bondage: las cuerdas no van en el barco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *