Pinzas para senos, hágalos protagonistas de la sesión

Dom pone pinzas para senos a la sumisa
Traslademos nuestra atención hacia una de las zonas del cuerpo femenino más receptivas a las sensaciones. Hagamos a los senos protagonistas de esta sesión. Hablemos de las pinzas para senos.
Para comenzar, no es secreto la sensualidad que desprenden estos. Por eso, son objeto de fijación para muchos, y, por supuesto, de castigo y tortura. En las relaciones D/s, jugar con las pinzas para senos da placer a la sumisa, y un grandioso espectáculo para su Dom.
¿Quisiera intentarlo?

Entonces, hablemos de senos

Como le había planteado anteriormente, los senos son bien sensitivos. Principalmente en la areola y el pezón hay gran cantidad de elementos nerviosos. Para algunas de nosotras, el más mínimo roce los endurece.
Tal sensibilidad, en la dinámica D/s, se utiliza en contra de la sumisa (siempre que esté de acuerdo).
Sin embargo, habrá pensado que son demasiado delicados para llevar una sesión completa en ellos. Pero no es así. Le explico.
Los senos, además, están compuestos mayormente por tejido adiposo. Lo que da una gran área de juego para aquellos que les guste.

Okay, pinzas para senos, pero ¿ cuáles?

No importa el tipo que tenga a su alcance, la estética que consiguen es extremadamente excitante. Impresionan a todos, y causan placer a quien las lleva.
Ahora bien, antes de colocarlas es bueno que los pezones estén ya estimulados y duros, en caso de que los coloque ahí. Aquí le traigo una pequeña lista que incluye tipos para principiantes y expertos:
  • pinzas de tender
  • palitos chinos
  • pinzas de oficina
  • perchas con pinzas
  • pinzas de mariposa
  • pinzas con peso
  • pinzas tipo barril o giratorias
Si tiene algunas de estas (de metal), intente el juego con las temperaturas. Le gustará.
Pinza para senos y otros instrumentos
https://sp.depositphotos.com

¿Qué hacer con ellas?

Como bien sabe, los límites de cada cuerpo son diferentes. Y esto hay que tenerlo en cuenta.
Si desea comenzar con esta técnica, y la sumisa nunca lo ha intentado, no se precipite. Al principio siempre le parecerá doloroso por la presión ejercida. Sin embargo, verá que mientras presiona lenta y progresivamente, la tolerancia será mayor con el tiempo.

Entonces, pones las pinzas para senos, las aprietas…

Cuidado. Tenga presente la intensidad al jugar con las pinzas para senos y aliviar la presión a menudo. Afortunadamente, algunos modelos son regulables. Si no, vigile el tiempo de aplicación en la zona elegida.
Ahora bien, hablemos de otras herramientas.
Primero, las pesas. De seguro las ha visto proporcionando peso a las pinzas. El espectáculo visual y la tensión son enormes. Para lograrlo, debe ir probando diferentes pesos lentamente.
Por otro lado, las cadenas que entrelazan las pinzas. A pesar de que su peso pueda parecerle ligero, es suficiente para aumentar la presión y el placer en los senos.
Un tip. Tal vez la sumisa disfruta mantener la tensión de la cadena con sus dientes. El Dom disfrutaría de esa tortura mientras escucha sus aullidos entrecortados. ¿Lo han intentado así?

¿Qué sucede en la sesión?

Dividámosla en tres momentos importantes. Cada uno necesita especial atención.
Primeramente, colocar la pinza. Cuando la coloque, sin importar su tipo, tenga en cuenta que mientras menor área tome, mayor será la presión y el dolor que experimente la sumisa.
Una vez la pinza para senos ejerce presión, el flujo de sangre se reduce. Lo que nos lleva al segundo momento. Precisamente, el seno pierde su sensibilidad, pero la sumisa no.
Finalmente, la liberación. Una vez retiradas las pinzas para senos, la sangre vuelve a su recorrido normal, pero de manera brusca. Este momento será doloroso para la sumisa. Por tanto, dependiendo del fin de la sesión, el Dom las quita suave o rápidamente.
Ahora, sus pezones están mucho más sensibles al tacto. El simple hecho de rozarlos con una pluma, amplificará la sensación por mucho. En otras palabras, la dualidad dolor y placer no acaba al retirarlas. El show puede continuar.
pinzas-para-senos-succubus-etsy-BDSM

¿Qué se debe tener en cuenta con las pinzas para senos?

Piel y pinzas para senos

Asegúrese que la piel esté seca. En caso de que esté húmeda o lubricada, la pinza resbalaría y sería doloroso. No buscamos eso.

Tiempo de duración

Si están comenzando, no se excedan. No detenga la circulación en una zona por mucho tiempo. De lo contrario, aparecerá la isquemia y necrosis.
Así que, tomen 10 min máximo. Para otros más experimentados, deben establecer un tiempo máximo de 1 hora.

Temperatura y color

Permanezca siempre atento. Apenas haya cambios en la temperatura, color o inflamación, retire las pinzas para senos inmediatamente.
Según Guías prácticas N1 Tortura de tetas, es normal que se enfríe un poco en relación con la zona circundante y que se ponga un poco pálida. Permanece alerta. Si el dolor se vuelve insoportable o incluso si dejan de doler, puede ser una señal de alarma.

Safe word

Cuando los límites físicos o mentales están cerca, debe utilizar estas palabras. Con ellas finaliza una sesión inmediatamente.
Practíquelo. Con todo lo que conlleva. Las pinzas para senos llegan a ser dolorosas, por tanto, cuide de ellos luego de la sesión. Cuide de las magulladuras y pequeñas heridas.
Si cree que la sumisa merece retirarlas suavemente, presione suave y acaricie con los dedos la zona pinzada. También puede humedecer el pezón de la sumisa con su saliva. Se lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *