Juego con las agujas: qué debes conocer antes de practicarlo

juego-con-las-agujas-succubus-principal-instagram
En el mundo BDSM existen ciertas prácticas que figuran dentro de las líneas rojas. De seguro, si eres conocedor de este mundo, habrás pensado en el juego con las agujas o needle play. En caso de que quisieras practicarlo, te recomiendo quedarte por aquí.
El juego con las agujas es una práctica del BDSM, más extrema, que se basa en la perforación de la piel del sumiso o esclavo con agujas hipodérmicas del tipo médico.
Aunque muchos, incluso dentro de la comunidad, sienten aversión a las agujas y la respetan, otros disfrutan de la sensación de agujas penetrando su piel con fines eróticos o espirituales, e incluso artísticos, llegando a ser realmente exquisito para los involucrados.
Por supuesto, honey, el Dom deberá tener plenos conocimientos y práctica antes de someter a su esclavo y provocar placer a través del dolor, o tal vez, solo dolor, según el tipo de acuerdo que tomaron.
Debo aclarar, antes de que sigas leyendo, que este post no incita a que saltes al juego con las agujas por tu cuenta. Solo te ayudará con las nociones generales y motivarte a buscar más al respecto.

¿Qué incluye el juego con las agujas?

Agujas médicas desechables.

Empecemos por aquí.
El tipo de aguja que se utiliza es del tipo hipodérmicas desechables con fines médicos. En caso de que no supieras, estas poseen diferentes diámetros (calibres), diferentes longitudes y biselado que les permiten penetrar la piel con mayor o menor facilidad, así como manejar el ángulo de entrada.
O sea, no todo tipo de aguja se usa para esta práctica, pues pueden provocar una infección. (Más abajo te explico).
En nuestro medio, las más comunes son las naranjas (25Gx25mm de longitud) que se usan para inyección subcutánea, las azules (23Gx25mm longitud) pediatría y las negras (22Gx 30 mm).
Estos números serían ideales, ya que los agujeros que hacen, cicatrizan con bastante rapidez y producen poca incomodidad.  Además, su tamaño evitará que salga, una vez insertada en la piel del sumiso.
Sin embargo, el hecho de penetrarlo con agujas y hacer un lienzo de su piel puede indicar, para algunos, que se toma al sumiso como objeto. Una cosilla súper importante aquí, el juego con las agujas no indica deshumanización o malos tratos. Recuerda que todas las prácticas dentro del BDSM se realizan bajo el consenso.

Medidas higiénicas en el juego con las agujas.

Las siguientes medidas deben tenerse en cuenta al practicar el juego con las agujas, en tu caso, como principiante, te recomiendo conocerlas:
  • El ambiente y lugar para practicarlo debe ser lo más aséptico posible, controlado y seguro.
  • El Dom tiene que usar guantes ya sean de látex o vinilo para evitar el paso de infecciones (con consecuencias desagradables), sudor y sangre entre Dom y su sumiso, y viceversa.
  • Debes tener a mano gasa antiséptica, no solo para desinfectar, sino en caso de sangrado.
  • Desinfecta la zona a perforar con alcohol antes de perforar para evitar introducir algún microbio al interior del cuerpo.
  • Utiliza agujas nuevas y esterilizadas que se deben ir abriendo a medida que se necesiten. Recuerda no dejarlas sobre ninguna superficie pues se contaminan.
  • Evita manipular el otro extremo de metal de la aguja una vez insertada en la piel ya que ella vuelve a pasar por esa zona al extraerse.
  • Nada de reutilizar las agujas, deséchalas. No tires a estas ni al resto de los elementos utilizados en la basura. Busca un lugar más seguro para evitar que entren en contacto con alguien más.

Zonas a perforar.

Las perforaciones se realizan usualmente en zonas que sobresalen de forma natural evitando terminaciones nerviosas, muchas venas o arterias.  De lo contrario, no solo habrá bastante sangrado, sino que dejan lesiones permanentes como la paralización de esa parte o asimetría poco estética.
Esta lista trae las zonas utilizadas, así como los lugares a evitar:
  • Muslos, cuida la parte posterior pues cerca discurre el nervio ciático.
  • Nalgas, limítate al cuadrante superior externo del glúteo.
  • Brazos, evita la cara anterior de los brazos, antebrazos y cerca del codo donde discurren grandes venas superficiales.
  • Barriga
  • Hombros
  • Pecho
juego-con-las-agujas-succubus-mujer-BDSM
Fuente: Foto tomadas en el 5to encuentro de la comunidad. Perfil de Instagram de Succubus

¿Cómo iniciarte en el juego con las agujas?

Como ya te había mencionado, honey, solo te daré nociones generales e incitaré a buscar información. Si tú y tu pareja están interesados en practicarlo, te recomiendo un artículo de la revista Cuadernos de BDSM número 17 sobe el tema.

Otras nociones importantes.

Aquí debajo te traigo otras cosillas iguales de importantes al practicar esta forma de BDSM:
  • Consenso: se debe acordar con anterioridad pues garantiza que la pareja esté consciente y dispuesta a la sesión.
  • Negociación y límites: será esencial en esta sesión para acordar la cantidad de agujas y los patrones que se utilizarán.
  • Nada de drogas ni alcohol: su uso puede nublar el juicio y la precisión de quién inserta las agujas en la piel.
  • Situación médica: si tomas algún anticoagulante o tienes problemas con la coagulación, es desaconsejable practicar el juego con las agujas, pues será muy difícil frenar el fluido de sangre.
  • Chequear constantemente al sumiso: ya que la esta práctica es bastante fuerte de por sí, asegúrate de estar tumbado, quizás con los pies elevados para asegurar que el cerebro reciba mucha sangre.
  • Evita el movimiento con las agujas una vez insertadas: si el sumiso se mueve puede provocar una irritación desagradable o sangrado.
  • Practica el aftercare: esta es una experiencia bien intensa como ya te he comentado, tanto en el plano emocional, como el físico. Cuida la piel después de la sesión para evitar marcas permanentes o semipermanentes.
El juego con las agujas no es una práctica a la que puedes saltar sin tener idea. Te recuerdo, se necesita mucho conocimiento del que te he ido dando nociones. Si te parece interesante y deseas intentarlo, comienza a buscar ya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *