El controversial SSC en los protocolos de sesión

El SSC se utiliza como protocolo de sesión en BDSM
Todo aquel que adoptó (o adoptará) al BDSM como estilo de vida, sin importar su rol, ha seguido protocolos. Tal vez hasta inconscientemente. En este post trataremos los protocolos de sesión, en específico, SSC y la controversia alrededor de ellos.

¿Las reglas del BDSM?

Comencemos clarificando el protocolo.
Los protocolos son formas de actuar en nuestra subcultura. Tomémoslos como serie de comportamientos, conductas y actitudes que están presente en las relaciones de poder. Por relación de poder no tome solo la dualidad D/s, sino también grupos cerrados, comunidad o población.
No son reglas frígidas, más bien acuerdos o pautas de conducta que ayudan a la armonía de la vida en BDSM y sirven, incluso, como instrumento poderoso del aprendizaje y rituales. Especifiquemos esto aquí, pues a muchos no les gusta que le digan qué hacer, los modifican a conveniencia, o los niegan por completo.
Ahora, respondiendo a la pregunta, no hay reglas establecidas para los protocolos. No están escritos en unas sagradas escrituras.
Los protocolos son únicos. Cada relación de intercambio de poder es diferente. Obviamente, dependen de los involucrados en la relación, sus necesidades y deseos.

¿Para qué los protocolos de sesión?

Pues, bien sencillo, las prácticas del BDSM inciden, afectan y alteran al estado físico y emocional de los participantes. Por tanto, hay que establecer siempre diversos parámetros. Con anterioridad, claro.
Por ejemplo, mecanismos de seguridad, límites y alcance de la sesión, así como proceso de recuperación y cuidados.
Dentro de los tan discutidos se encuentran:
  • SSC: sensato, seguro y consensuado
  • RACK: riesgo asumido y consensuado para prácticas de sexualidad alternativa o no convencionales (RACSA)
  • PRICK: Prácticas no-convencionales consensuadas e informadas basadas en la propia responsabilidad
  • Metaconsenso o CCC: Comprometido, Compasivo, Consensuado
El protocolo tipo SSC caracteriza las prácticas BDSM
Fuente: https://depositphotos.com

¿Qué es SSC?

Cada una de sus letras indica una serie de características:
Sensato: indica el hecho de ser conscientes y capaces de razonar, sin presencia de drogas o alcohol por parte de los involucrados.
Seguro: propone el conocimiento necesario de la técnica y material usado, así como prevención de riesgos.
Consensuado: indica que los participantes estén de acuerdo en cuanto a la forma e intensidad de las prácticas a realizar durante la sesión.
Usando el sentido común, SSC no es un mantra que le salva de malas experiencias. Tampoco le quita la responsabilidad de comportarse con decencia y compasión. El SSC es practicar BDSM éticamente, tomar mejores decisiones para disfrutar de un estilo de vida más placentero.

Ya sea que practiques S/M para alcanzar el éxtasis, intimidad o self-transformation, o simplemente para pasar un buen rato, los términos ‘Sensato, Seguro y Consensuado’ pueden ayudar a ver dónde empezar a trazar algunos límites.

Un poco de historia del SSC

Para entender el tema, trasladémonos hacia los años 80, cuando los defensores del estilo de vida kinky, salen a defenderlo frente al mundo no-BDSM.
Precisamente, en 1983, David Stein crea estas siglas junto a GMSMA (Activistas de S/M Gays Masculinos de Nueva York), como un slogan y declaración de principios para su campaña. El objetivo era diferenciar el BDSM de los malos tratos, violencia, etc.
En otras palabras, cambiar la imagen que las prácticas tenían y mostrar que eran seguras, no abusivas (aunque algunos las practicaban así a conciencia).

Nunca fueron pensados para enmarcar las prácticas concretas, si no el BDSM en general.

La controversia y subjetividad del SSC

Control

Comencemos por la escena. Algunos creen que estas condiciones dan el poder a los sumisos o bottoms en vez del Dom. 
O sea, ya el Dom no sabría qué es lo mejor para el sumiso porque este último podría usar safe words por conveniencia. Pero, el problema está cuando el sumiso llegue a subespacio. ¿Cómo el sumiso dirá su safe word en el momento necesario?

Seguridad en SSC

Bien relacionado a lo anterior. Si el Dom y sumiso hacen alguna práctica segura, no será perjudicial para ninguno. Ahora, un sumiso con los ojos vendados, ¿cómo estima la seguridad? En su estado, no puede tomar decisiones lógicas.
Por otro lado, ¿qué se puede considerar seguro al 100%? Tal vez, como muchos han llegado a pensar, seguro es no arriesgar, no llegar a nuestro límite. En fin, hacer nada.

Sensatez

También está lo sensato. Cada persona tiene gustos diferentes, entonces, ¿quién decide qué es sensato? Pues, para otros fuera, el mundo BDSM, es la némesis de la sensatez. Una locura, alegan.

La C de SSC

Si el consenso queda establecido por ambos practicantes antes de comenzar la sesión, no podríamos experimentar algo nuevo. De ser así, no se podrían buscar sensaciones nuevas por prácticas que no hayan sido acordadas.
Otra cuestión, ¿hay consenso, si media una mentira entre Dom y sumiso?

Para finalizar

Como puede ver, la subjetividad del SSC y las razones de controversia entre este y los otros protocolos de sesión son larguísimas.
Usted las crea o no, hay que admitir que entran preferencias, desinformación y concepciones propias en los debates. Por tanto, se hace valioso recordar que el SSC caracteriza el BDSM general, no particulariza.
Ahora, antes de terminar. Un consejo para los principiantes.
Tengan presente este protocolo de sesión. Independientemente de la controversia, síganlo ¿Por qué? Honey, el consenso, la seguridad y la sensatez tienen que ser lo más importante cuando nunca ha intentado alguna práctica. Una vez conocen sus propios límites, pudieran intentar con otro protocolo.
¿Acaso no conoce otros protocolos de sesión? Lea nuestro próximo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *