¿Cómo iniciarte en el FemDom o Dominación femenina?

succubus-iniciar-FemDom-Domina-Latex
Las Dominas son la prueba de que no todos los hombres disfrutan tomar las riendas en las sesiones BDSM, como muchos piensan. Algunos prefieren ser dominados completamente por esas Diosas del FemDom.
Si has pensado en iniciarte en el FemDom y no sabes por dónde empezar, has llegado al lugar correcto.
Las Dominas o Dominatrixes son las mujeres que toman control sobre su sumiso en cualquier sesión de BDSM, o en una relación 24/7, por lo que a la actividad se le conoce como Dominación femenina o FemDom.
Te aclaro algo, el hecho de que una mujer tome el rol de Dom no indica crueldad, ni egoísmo al buscar su propia satisfacción, ni la falta de consideración hacia el bienestar de su sumiso. Aunque para algunos pueda parecer así, es lo contrario.
En realidad, son los sumisos quienes al iniciar una relación del tipo D/s entregan el control sobre sí mismos buscando placer y gratificación sexual. La relación con una Domina también sigue la misma complicidad. ¿Entendido?

Más sobre el mundo FemDom

Te podrías estar preguntando cómo se llega al mundo FemDom o cómo funciona, por eso aquí te traigo algunas ideas al respecto. 
Muchas Dominas han llegado a la práctica después de haber descubierto los placeres del mundo BDSM, ya sea por curiosidad o porque les fueron mostrados. El FemDom les ha dado seguridad y confianza en sí mismas, así como una relación basada en el respeto y satisfacción mutua.
La interpretación que se le da a la dominación femenina y la forma de vivirlo, depende de cada uno y todo es respetable mientras se mantengan los límites personales y el consentimiento.

Funcionamiento de la dominación femenina:

Un detalle aquí, existen dos tipos de funcionamiento de la dominación femenina:
  • Profesional: esta persona vive la actividad para la que se preparó, y, por tanto, al ejercerla tiene derecho a una remuneración.
  • Amateur: practica una actividad por placer sin recibir un tributo.
Ambas definiciones podrían parecer chocantes para quien las lee. Pero, calma. Se puede perfectamente vivir de una actividad que se disfrute, en este caso, del FemDom, como también realizarse por placer.

¿Es necesario tener carácter dominante?

Tiene mucha relación, pero no por ser dominante, se es Dominante. Te explico.
Hay quienes tienen personalidades fuertes de por sí o profesiones emparejadas a su actitud, pero, en el FemDom, tener una personalidad dominante no es suficiente o puede ser contraproducente. Tal vez a esas mismas personas no les guste ejercer como Dominas, ya que va un paso más allá, que no todo el mundo está dispuesto o tan siquiera quiere dar.
Por otro lado, están las que el mismo descubrimiento y reforzamiento de su persona o de sus gustos en cuanto a BDSM, las lleva a ser Dominas, afianzando su carácter dominante. Aunque también existen algunas que su carácter fuera del Femdom es más ‘suave» y cuando adoptan el rol se transforman completamente.
El FemDom va de conocerse bien, saber tus propios gustos, empoderarte, y solo así, puedes aceptar la responsabilidad de controlar a tu sumiso, o sumisos.
iniciar-FemDom-Domina-latex-flogger-succubus
Fuente: https://depositphotos.com

Prácticas que se pueden realizar en el FemDom.

Las prácticas son amplias dentro del mundo BDSM, llegando incluso a mezclarse y realizarse a distancia. Estas ideas pueden incorporarse al repertorio de Dominas ya experimentadas o aquellas que desean comenzar. Así que da rienda suelta a tu imaginación y gustos. 
Si quieres profundizar más en algún tema, tenemos posts al respeto.
  • Shibari: es una forma de bondage más estética con el mismo fin: la inmovilización total de la otra persona.
  • Humillación: es bastante empleada en las sesiones, ya sean en un lugar más íntimo o público, verbales o físicas.
  • Spanking: una gran variedad de juguetes y posiciones permiten al Dom llevar a cabo la sesión y al sumiso disfrutar del doloroso placer.
  • Tortura: si su relación se basa en sado-masoquismo, incorpora diferentes ideas como torturar pezones o genitales.
  • Juego con las temperaturas: va desde lo frío hasta más caliente, aunque también se mezclan ambos extremos sobre la piel del sumiso.
  • Feminización: indica la transformación de un hombre sumiso en una persona más femenina con el uso de ropa, bragas, zapatos o su transformación completa como la sissificación.
  • Negación y control del orgasmo: el sumiso renuncia voluntariamente a su libertad sexual y esa libertad la otorga como control a su Domina.
Muchas de las Dominatrix profesionales se especializan o disfrutan más algunas prácticas que otras, llegando a controlar completamente el placer que pudiera experimentar su sumiso. Todo depende de sus gustos, por tanto, los comunican con anterioridad a quienes las soliciten.
Traje de latex para sumiso en privación densorial en BDSM
Fuente: https://depositphotos.com

¿Qué debes conocer al iniciarte como Domina?

Si deseas comenzar en este mundo, hay algunas cuestiones generales del BDSM y particulares que debes conocer: 
  • Consenso y límites: ambos garantizan el pleno disfrute de la sesión. Estos se acuerdan de antemano para evitar que se sobrepasen los límites del sumiso.
  • Safe Word: es personal y debe comunicarse con anterioridad. Si tu sumiso no posee alguna, oblígalo a usar una para poner fin a la sesión.
  • Busca información: indaga sobre el FemDom en Internet, o únete a talleres dentro de la comunidad BDSM con expertos que brindan conocimientos, experiencias, apoyo y guía.
  • Confía en ti misma: debes sentirte cómoda con lo que estás haciendo. Muchas Dominas profesionales tienen su playlist o un estilo bien claro, para después comunicarlo a quiénes las soliciten como Dominas.
  • Conócete: muchas mujeres cuando sacan a relucir su lado dominante cambian su actitud drásticamente. Ese no es el punto. Debes saber dar órdenes a quién te adora en ese sentido mientras sigues siendo tú misma.
  • Nada de cero a cien: el FemDom no es una carrera. Si nunca antes has probado BSDM, no empieces con las prácticas más “extremas” que seguramente te harán sentir incómoda o confusa. Disfruta del camino, avanza de lo más light a lo hardcore.
  • Conoce tus herramientas o juguetes: si nunca los has empleado, pruébalos antes en tu cuerpo en el caso de floggers o látigos para saber la intensidad, o busca videos por profesionales utilizándolos.
  • En cuanto a sexo:  un sumiso o esclavo de verdad nunca practica sexo con su ama, a no ser que sean esclavos sexuales. El sumiso solo toca donde tú ordenas.

Llegar a ser una Diosa inalcanzable no es algo inmediato, requiere de interés, de comunicación, de entendimiento, de esfuerzo, de responsabilidad, de respeto y de consenso por ambas partes. Además, debes creértelo.

2 comentarios en “¿Cómo iniciarte en el FemDom o Dominación femenina?”

  1. Pingback: Los fetiches, otro camino para llegar a Roma – Succubus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *