5 cosas que debes saber al practicar spanking

Man spanking woman

«…hay desnudez, indefensión voluntaria y deseada, calor, brutalidad controlada. Una ternura salvaje, animal, primaria y jadeante, aunque el spanker azote con una serena y profunda calma, con precisión casi quirúrgica, siguiendo su propia música de las esferas… o de las nalgas. Los azotes tienen su propia respiración, su ritmo intuitivo y no calculado…»

1 - La cuestión de incurrir en el spanking no es azotar, sino saber azotar mejor.

Tanto dentro de las amplias formas de Disciplina englobadas bajo las BDSM o como parte del foreplay, se encuentra el spanking. Sí, la mismísima cachetada o azote.
Una de las representaciones más usuales y simples, la cachetada en la nalga, puede ocurrir espontáneamente antes o durante de la actividad sexual, aunque su realización también puede girar hacia territorios aún más profundos y complejos como la Disciplina, además de mezclarse con otras prácticas, dependiendo, obviamente, de ambos participantes.
De cualquier manera, si decidiste darle una oportunidad y llegaste hasta este post, debes tener muy presente que lo importante es gratificación y excitación de ambos involucrados.

«El spanking no es solo dolor, son sensaciones»

2 - Okay, ¿Spanking solo con la mano?

No, su práctica no solo se limita a la mano, sino que también puede incluir el uso de instrumentos más especializados u otros al alcance del azotador/a.
Puedes utilizar accesorios eróticos:
  • Látigos Fustas BDSM
  • Palas BDSM
  • Correas
  • Floggers
Otros instrumentos a tu alcance:
  • Zapatos
  • Reglas
  • Cuchara de madera
  • Cepillos
Ten en cuenta que la intensidad, duración y posición de la sesión pueden variar; ya sabes, no solo te hablo de la típica: el o la spankee desnuda/o sobre las rodillas del azotador. Todo debe fluir hacia colmar de placer y éxtasis, encontrar placer en el dolor.
fusta
Fuente: https://unsplash.com/@dainisgraveris

3 - ¿Y solamente en las nalgas?

Tampoco, la zona a azotar puede variar en el cuerpo. Explora, deja volar tu imaginación y sentidos, somete o déjate llevar.
Aunque las nalgas son utilizadas como principal objetivo (que no indica pigofilia) se puede desviar la atención hacia otras zonas. Las áreas corporales donde se concentre mayor cantidad de grasa pueden ser azotadas con mayor intensidad, sin embargo, en zonas blandas y sensibles se debe ser cuidadoso.

Vale, pero ahí no.

De las zonas más sensibles en el cuerpo, que no deberían ser el objetivo al iniciar una sesión de spanking, se pueden encontrar las siguientes
  • Mediados de espalda cerca de los riñones
  • Coxis
  • Espina Dorsal
  • Caderas
  • Estómago
  • Articulaciones
Ahora bien, estas otras zonas que te menciono aquí debajo, pueden ser azotadas, pero con un tanto de precaución.
  • Cara
  • Crotch / genitalia
  • Pechos / pecho

4 - ¿Para qué una safety word?

Las safety words son palabras utilizadas para poner un stop a la sesión, ya por dolor real u otro motivo. No solo son utilizadas en lo referente a la Disciplina y el spanking, sino en otras modalidades del BDSM. Of course, honey; palabras como: ¡No!; ¡Para!; ¡Duele!… no deberían ser, ya que pueden poseer otro significado en plena sesión. Busca otra que no tenga que ver con ese contexto, que sea fácil de entender y ajena a la malinterpretación.
Spanking header
Fuente: https://sp.depositphotos.com

5 - SSC ante todo.

Sí, seguro, sensato y consensuado. Recuerda que todo depende del consentimiento, además de la confianza entre ambos participantes lo que garantiza la mayor satisfacción. Los azotes o spanking sin ser consensuados se desvían completamente de su propósito inicial. Repito, ya sea que llegues a esta práctica como parte del foreplay o con un fin disciplinario, es esencial es el consenso entre ambos. Será más gratificante.

«Y todo ello para conseguir un objetivo fundamental: la ENTREGA absoluta. Esta entrega es más importante que llegar al orgasmo, a la eyaculación o al intercambio de fluidos. Disfrutar del juego y del abandono es una experiencia que se vive como algo que fomenta la comunicación -entendida ésta como interrelación- entre los participantes, como una práctica que aumenta la autoestima y como una experiencia de gran transformación emocional e, incluso, espiritual»

El spanking no solo vincula dos cuerpos mediante el dolor físico, sino que también los une emocionalmente. Embriagarse de sensaciones y excitación es el objetivo, ya la modalidad, intensidad, posición, razón, material, dependerá de ti, honey, y de tu imaginación.

6 comentarios en “5 cosas que debes saber al practicar spanking”

  1. Pingback: RACK: lanzarse al abismo con paracaídas – Succubus

  2. Pingback: BDSM a distancia: entrega e imaginación –

  3. Pingback: ¿Cómo iniciarte en el FemDom o Dominación femenina? » SUCCUBUS

  4. Pingback: La humillación en BDSM: adiós a las inhibiciones » SUCCUBUS

  5. Pingback: Cosplay en el BDSM: no siempre tienes que ser tú mismo » SUCCUBUS

  6. Pingback: Shibari: 5 cosas acerca del arte japonés de las ataduras » SUCCUBUS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *